Feeds:
Entradas
Comentarios
Anuncios
Kanpainia hasiera

Kanpainia hasiera

Hoy empezamos la campaña y como es tradicional, se colocan los primeros carteles, para esto y antes de empezar nos juntaremos en el Batzoki de Algorta a las 22:30h y disfrutaremos de unos pintxos para tomar ánimos y esperar la noticia que mañana sera portada de todos los medios de comunicación. Esperamos que la sentencia confirme la presencia de todas las candidaturas para iniciar los pasos de un nuevo tiempo en nuestras sociedad.

La campaña hacia las municipales tiene fecha y vemos como quienes serán los candidatos se sitúan en las postas de salida. Mientras Imanol Landa y el equipo de EAJ-PNV mantiene el ritmo de trabajo para consolidad y presentar como  finalizados los proyectos con los que se comprometió y que fueron bloqueados durante el primer periodo de legislatura por los socios de la oposición.

En una de estas primeras postas tenemos a la candidata que se dice “popular”, pero en realidad y de lo visto por los continuos ejercicios de oportunidad populista de la candidata, la imagen de la que viene este post resume su ejercicio político de estas ultimas legislaturas.

Como vemos, Marisa Arrue espera en la parada del autobús, espera la ola del desastre del socio preferente todo ello aderezado con las conocidas gestiones realizadas en nuestros barrios, donde han alentado todo tipo de enfrentamientos utilizando el descontento de  diferentes grupos de vecinos. Con estas actuaciones Marisa  y su grupo lograron que desde las bancadas del publico en el pleno municipal los vecinos reprochaban sus actuaciones, acusándola de manipular y apoyando los gestiones, negociaciones y reuniones del equipo de gobierno con los vecinos.

En resumen, Marisa, espera en la parada del autobús.

Mi madre, como toda madre, tiene dichos evocadores. Casi siempre tiene respuestas. Algunas instintivas, otras con mayor grado de maduración. Así, si entras en su cocina y dices: “Qué bien huele”, la contestación será automática: “Mejor sabrá”. Si interrogas demasiado y terminas inquiriendo: “¿Adónde vas?”, corres el riesgo de que obtengas como réplica aquello de: “A joder preguntadores”.

Digo todo esto porque a tenor del lío y el barullo que se ha montado alrededor de la izquierda abertzale -¿sabíamos o no que son maestros del enredo?-, cabe alzar la voz para intentar poner un poco de orden en el tráfico y decir aquello de: “¡Formalidad poca, pero que dure!”. Formalidad y educación. Yo pensaba que los niños bien de la derecha tenían más clase de la que viene demostrando su jefe de filas en Euskadi. Calificar a Brian Currin de “mercenario” y al grupo de mediadores por él liderado de “banda” es, cuando menos, una ocurrencia grosera. Sobre todo, cuando los mencionados facilitadores tienen tras de sí bagajes personales tan destacados como haber sido secretario general de la Interpol, defensora del pueblo de Irlanda del Norte, colaborador de la ONU en la defensa de los derechos humanos o asesor en las negociaciones de paz de Camp David entre israelíes y palestinos. Seguramente, para contrastar tamaña idiotez, Antonio Basagoiti podrá exhibir su propio currículo personal como rasero de sus comparaciones talentosas.

Está bien que la gente manifieste lo que le gusta o no, que pueda mostrar su desacuerdo o adhesión a la iniciativa de Lokarri con Currin y su grupo internacional de contacto. Pero de ahí a competir en el insulto con Jiménez Losantos va un largo trecho.

A Basagoiti le vendría bien -por si el talento es contagioso- mantener un contacto con Alberto Spektorowski. Spektorowski es actualmente profesor de Ciencia Política en las Universidades de Tel Aviv, Columbia (Nueva York) y Wisconsin (Madison, USA), entre otras. Fue, asimismo, consultor del ex ministro de Israel Ben Ami y miembro del equipo de la cancillería israelí durante las negociaciones de paz de Camp David. Yo tuve la fortuna de coincidir con él hace unos años en una visita que hizo a Euskadi. Me impresionó su lucidez, su agudeza mental y el conocimiento que tenía de este país. En resumen: una lumbrera.

Seguimos con Sortu y el guión preconcebido y anunciado semanas atrás. Hoy toca manifestación. “Hacia la paz, legalización” es el lema. Churras, merinas, latxas y hasta alguna caranegra carranzana. Todo bien mezclado. Y el que enreda, pesca.

La izquierda abertzale había anunciado solemnemente que el camino a la legalización lo iba a practicar en solitario. Que era una asignatura que les competía a ellos. Pero, de buenas a primeras, y siguiendo la tradición, ha buscado pescar en río revuelto. So pretexto del momento histórico, de la responsabilidad, de la justicia, de la solidaridad y de no sé cuántas cosas más, ha hecho un llamamiento ad hominem de cara a captar adhesiones independientes y su convocatoria ha encontrado eco.

Uno no sabe diferenciar ya si esas complicidades que a modo individual se han sumado a la convocatoria responden a la libertad de espíritu de los adheridos o, como diría mi madre, al interés de “tocar los cataplines” a algunos (me refiero al PNV).

Sortu no es Udalbiltza ni Egunkaria. Es, no lo olvidemos, una formación política con vocación de competir y derrotar al nacionalismo vasco del PNV. Salir a la calle para reclamar su legalización puede tener su dosis de buena intención, pero quien lo haga -libre y legítimamente- que no olvide que su apoyo va a ser interpretado más allá de un simple sentimiento de solidaridad o de defensa de los derechos humanos. Quien vaya sabe a qué va ir. Unos, desde hace tiempo y por pura estrategia de supervivencia, han asumido el papel de palmeros de la nueva marca de la izquierda abertzale. Que no se molesten los dirigentes de EA por esta consideración. Ha sido su decisión y es respetable.

Lo que ya no se entiende tan bien es que otros pretendan sumarse a la procesión de tapadillo y de rondón como si su participación fuera la de quienes, inocentemente, salen a la calle a cantar el Viva la gente. No se puede estar en “misa y repicando”.

A nadie le gusta que le hurguen en sus genitales. Y mucho menos que lo hagan con las manos frías. El partido que preside Urkullu está molesto. No me extraña. Después de todo lo que está haciendo para que la emancipación sea posible -ha puesto el tiempo, la oportunidad y se ha brindado como puente para propiciarla-, a las primeras de cambio es pagado por los oleagas de turno con una tocada de pelotas en toda regla.

Más le vale a la izquierda aber-tzale no continuar con este juego. Aunque encuentre voluntarios propios o ajenos con las manos frías dispuestos a ello. El respeto en la interlocución que hasta ahora ha encontrado en el PNV está en liza.

koldo mediavilla

El equipo de gobierno que preside Imanol Landa cerrará la legislatura sin haber aumentando en un solo euro las tasas e impuesto municipales, ya que ha decidido congelarlos también en 2011 y por 4 año consecutivo.

imanol landa
imanol landa

La tasa de basura bajaron para vecinos -30% y comerciantes -35

Getxoko Alkateak azaldu du “udalean aurrekarik ez duen erabakia oraindik murgilduta gauden krisi ekonomikoaren testuinguruaren harira dator eta helburua da aipatu krisiak guztioi ekarri dizkigun estualdi ekonomikoak neurri batean arintzea.”

La congelación, e incluso descenso, de tasas e impuestos durante 4 años ha supuesto que el Ayuntamiento deje de ingresar 6.638.691€. “Hemos realizado un esfuerzo importante y a pesar de esta merma importante en la recaudación, hemos conseguido mantener prácticamente todos los servicios municipales en parámetros similares de calidad y hemos reforzado con mayores presupuestos las políticas sociales para atender a quienes más padecen la crisis. También hemos mantenido el apoyo al tejido asociativo municipal (cultural, social, deportivo…) y hemos sido capaces de abordar un proceso de modernización y transformación de Getxo sin precedentes en las últimas décadas, con inversiones estratégicas, como el Getxo Antzokia y la Romo Kultur Etxea; con la renovación de paseos emblemáticos, plazas y espacios públicos, y con la modernización de equipamientos deportivos (Fadura ha sido renovada) y sociales (nuevos pisos tutelados) y culturales”.

“Hemos sabido reservar recursos en la época de vacas gordas para afrontar, ahora, con garantías, estos momentos delicados; hemos mantenido el necesario equilibrio entre ingresos y gastos, con reducciones importantes del gasto corriente ; también hemos destinado un endeudamiento razonable  única y exclusivamente a las inversiones estratégicas del municipio y, por último,  hemos conseguido la necesaria implicación de las instituciones supramunicipales en este proceso de transformación de Getxo.

Además, que este equilibrio entre todas las prestaciones, apoyo al tejido asociativo y proceso de modernización se ha conseguido también “porque no nos hemos dejado llevar por los cantos de sirena de algún grupo de la oposición, que se ha dedicado toda la legislatura a presentar mociones que suponían un aumento brutal del gasto corriente y a solicitar un descenso desproporcionado de tasas e impuestos, en lo que constituye la mayor de las irresponsabilidades por parte de una formación política con vocación de gobierno”.